El gran reto al que se enfrenta el analista a la hora de elaborar un producto de inteligencia sobre redes sociales, o redes en sentido amplio, son los juicios subjetivos que debe realizar, en la mayoría de las ocasiones en solitario. La teoría del SNA (Social Network Analysis) ayuda, pero no es suficiente. Además del pensamiento crítico, la aplicación de diferentes técnicas de análisis de inteligencia facilita que el analista elabore un producto de inteligencia oportuno, preciso, relevante y fiable.

Pero antes hay que ser consciente de tres aspectos en relación con el análisis redes y la elaboración de un producto de inteligencia:

  • El proceso que se sigue para elaborar un producto de inteligencia.
  • Las limitaciones que afectan, o podrían afectar, a la fiabilidad de un producto de inteligencia.
  • El propio producto de inteligencia.

El proceso mediante el cual se transforma la información obtenida en inteligencia es clave. Asimismo, hay que tener muy en cuenta la influencia que ejercen ciertas limitaciones inherentes al trabajo: aquí no podemos dejar de citar la incertidumbre, que es el ámbito en el cual se mueve siempre el analista de inteligencia.

En sentido amplio, el proceso de análisis examina en qué forma coexisten las evidencias, los argumentos y las conclusiones. Para favorecer ese examen tenemos a nuestro alcance multitud de técnicas, desde las más cuantitativas a las más cualitativas. En líneas generales, el analista deberá conectar las evidencias (la información obtenida) con las hipótesis mediante supuestos.

Este proceso implicará a lo largo del tiempo:

  • La revisión y comprobación de la validez de las evidencias.
  • La elaboración, revisión y comprobación de la validez de los supuestos y de las hipótesis.

Según el volumen de información disponible, el punto de partida serán las evidencias o las hipótesis. Así nos apoyaremos en un tipo de técnicas de análisis u otras. En los últimos años han cogido gran auge las técnicas de análisis estructuradas. Su misión es llevar a cabo un proceso analítico por pasos que permite externalizar el pensamiento del analista, su revisión y discusión. Además, son perfectamente compatibles, y se deberían combinar, con el SNA.

Estas técnicas parten de la aceptación de los errores que aporta el proceso de razonamiento y de sus limitaciones y están basadas en el pensamiento crítico e imaginativo que se aplican a un tipo de problema concreto.

Por ejemplo, si disponemos de información suficiente para el análisis, algo que raramente ocurrirá, serían de mayor aplicación alguna de las técnicas diagnósticas como pueden ser la comprobación de supuestos o el análisis de relaciones o social network analysis (SNA), por ejemplo. Pero aun así, deberíamos revisar nuestras conclusiones con un análisis premorten o what if, asegurar que nuestras conclusiones o son erroneas.

En caso de que la información sea escasa aplicaríamos alguna de las técnicas imaginativas como, por ejemplo, la de futuros alternativos.

La combinación de diferentes técnicas de análisis proporciona ciertas ventajas:

  • Permiten la visualización del razonamiento, lo que habilita la posibilidad de que sea corregido por terceros.
  • Trabajadas en equipo aumentan su eficacia de manera exponencial, pero también son aplicables individualmente.
  • Proporcionan durante su aplicación un mayor conocimiento del asunto.

¿Quieres asistir a esta charla?

¿A qué esperas para comprar la entrada?

Comprar entradas: https://www.eventbrite.es/e/entradas-osintcity-2019-54585494684

ARTÍCULOS RECOMENDADOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

RSS
Follow by Email
Facebook
Twitter
LinkedIn